Menú Cerrar
_MG_Yuliamat-17

¡Bienvenida!
Me llamo Yulia

Mi misión es ayudarte en tu búsqueda de embarazo y juntas hacer todo lo posible para que por fin llegue tu esperado positivo. Déjame que te guie en tu viaje hacia la maternidad.

Habla conmigo y cuéntame tu historia

Puedo entender perfectamente por lo que estás pasando, porque yo también lo he vivido.

Durante mi búsqueda de embarazo me sentía muy sola y perdida, sin saber por dónde seguir. Aún recuerdo este sentimientos tan amargo que me acompañó durante tanto tiempo. Por eso mi propósito es ayudar a otras mujeres en su camino para que puedan dejar de sentirse así y conseguir vivir su búsqueda de embarazo de forma más plena.

Me emociona cada nueva historia y vivo los positivos como si fueran míos. Cuando me llaman para darme la gran noticia doy saltos de alegría, lloro con ellas y me reafirmo cada vez más en que estoy donde debo estar, al lado de las luchadoras por conseguir su gran sueño.

Sigue leyendo para conocer mi historia...

Todo empezó cuando sentí el deseo de ser madre

A mis 27 años decidí que quería ser madre. Dejé de tomar anticonceptivas y empecé con mi búsqueda de embarazo. Estaba muy emocionada y con una gran ilusión. Pero pasaba el tiempo y yo seguía sin ver el positivo en mis test de embarazo.

Entonces empecé con las visitas médicasmi experiencia fue muy mala por el poco tacto de algunos profesionales. Más de una vez salía llorando de sus consultas. Numerosas pruebas médicas formaban parte de mi día a día y no paraba de preguntarme «¿Por qué yo? ¿Por qué a mí?».

En mi expediente médico apareció la palabra «infertilidad». Aún recuerdo la sensación que tuve cuando la leí por primera vez. Me sentía menos mujer, totalmente desconectada de mi feminidad. Me aterrorizaba la idea de nunca poder quedar embarazada y la única opción que me daban era empezar con la reproducción asistida. Pero yo sentía que este camino no era para mí.

Empecé a notar como iba cambiando hasta mi forma de ser. Siempre me sentía triste y no paraba de ver embarazadas y cochecitos por donde miraba.

A mi alrededor todas se quedaban embarazadas: amigas, compañeras de trabajo, mi hermana….todas menos yo. Y reconozco haber sentido rabia, incluso envidia por los embarazos ajenos. Tenía mucho miedo, culpabilidad y desesperación.

Esta situación empezó a afectar a mi relación de pareja y relación de familia. «Estás muy obsesionada» – me decían. Uff cómo odiaba esta frase. Como si fuera tan fácil dejar de pensar en ello.

Pero sabía que nunca me daría por vencida. Empecé a investigar y probar diferentes remedios naturales, terapias alternativas y a consultarme con los mejores médicos. Fue un tiempo muy duro de lucha constante, pero también de valiosos aprendizajes y una gran experiencia. Me adentré en el mundo de la fertilidad y me fascinó.

Aprendí tanto sobre la fertilidad que en una de mis consultas ginecológicas, recuerdo como el médico no daba crédito de que yo era una simple paciente. Insistía en preguntarme cuál era mi branca de medicina y aunque yo le respondía que no era ningún médico él seguía sin creérselo.

Descubrí que algunos de mis problemas eran el hipotiroidismo, los ovarios poliquísticos, una fase lútea insuficiente por baja progesterona y con un endometrio demasiado delgado, pero sobre todo un gran bloqueo emocional y creencias limitantes que estaban impidiendo mi embarazo.

Entonces fue cuando decidí cambiar. Quería hacer una búsqueda más natural y más respetuosa con mi cuerpo. Necesitaba sanar muchas cosas…

Y los resultados no tardaron en llegar. Pude restablecer mi ciclo y pasé de estar casi 90 días sin la regla a tenerla cada 30 días. Todo se iba poniendo en su sitio y por fin llegó mi mayor recompensa, mi test de embarazo POSITIVO. ¡Por fin estaba embarazada! La alegría era indescriptible y flotaba de felicidad. Después de todo este tiempo por fin lo había logrado…

Pero este rayo de sol duró muy poco porque tuve una hemorragia y perdí mi embarazo a las pocas semanas… Lloré mucho, muchísimo. Y lo siguiente que pensé fue «¿Cuánto tiempo más tardaré en volver a estar embarazada?!». Tenía mucho miedo.

Pero a los dos meses volvía a tener en mis manos otro test positivo. Esta vez la alegría fue muy contenida. «¿Se quedaría conmigo esta vez?. Por desgracia no fue así. Otro aborto espontáneo. Y luego vino otro más…

Unos meses más tarde llegaba mi cuarto embarazo. Todo iba bien, pasaban las semanas y nada de sangrado. Pero las ecos nos empezaron a preocupar. El saco gestacional seguía creciendo pero no había embrión. Estaba vacío…..Tenía un huevo huero y tuve que hacer un aborto a las 9 semanas. Entonces me derrumbé. Estuve sangrando dos meses seguidos por restos en el útero.

La palabra «infertilidad» de mi expediente cambió por «abortadora de repetición»Durante un tiempo perdí la fe en los médicos porque parecía no importarles nada mi situación y no me daban ninguna solución. Y ahí estaba yo, otra vez decidida a encontrar el problema por mi cuenta.

Después de investigar mucho y hacerme todas las pruebas habidas y por haber, pagándolas yo misma, pude dar con algunos posibles problemas. Con una mutación en el gen MTHFR e indicios de un problema de coagulación, podían ser la causa de mis abortos. Fui de médico en médico hasta encontrar uno que me inspiró confianza y accedió a darme tratamiento.

Al mes siguiente llegaba mi quinto embarazo y toda la esperanza de que esta vez iba a ser la buena. Pasaba eco tras eco y yo aún sin acabar de creérmelo. Fue un embarazo con muchos miedos y angustias aunque intentaba hacer lo posible para disfrutarlo. Me compré un doppler fetal para escuchar los latidos de mi bebé y esto me ayudaba a bajar mi nivel de ansiedad.

Y por fin llego el día del parto. Había terminado mi lucha y tenía en mis brazos a mi pequeña gran guerrera y solo de mirarla sabía que todo mi esfuerzo y todos los años de espera habían valido la pena. 

Siempre digo que mi búsqueda de embarazo fue una etapa muy dura, pero al mismo tiempo agradezco muchísimo haber pasado por esto porque gracias a ello soy la que soy y estoy donde estoy.

Desde entonces he seguido ayudando a otras mujeres a encontrar su camino. Pero también seguía experimentando un gran crecimiento personal, permitiéndome solucionar bloqueos emocionales y mejorar mi estilo de vida. Seguía con terapias naturales para equilibrar mi cuerpo y mente, sanándome, encontrando la paz que buscaba y llevándome a vivir la vida que realmente deseaba. 

Tres años más tarde volvía a estar embarazada. Esta vez todo fue diferente. Por mis antecedentes los médicos me volvieron a pautar el mismo tratamiento que tuve con mi primera hija, pero yo confiaba en mi cuerpo y estaba segura de lo que hacía. Decidí no llevar ningún tratamiento. Y esta vez con un embarazo totalmente natural y feliz, nacía mi segunda niña.

¿Quieres saber más sobre mí...?

Aunque llevo muchos años viviendo en Catalunya mi origen es búlgaro-ruso y nací en la ciudad de Plovdiv (Bulgaria). Soy Ingeniera en Informática y mamá de dos preciosas niñas.

Estoy constantemente buscando el por qué de las cosas, supongo en parte por mi formación y también por la gran curiosidad científica que hay en mí.

Me gustan los días lluviosos y también cuando hace sol. Me inspira ir a la montaña y me transmite mucha paz contemplar vistas al marPero sobre todo mi gran pasión es viajar para explorar el mundo y conocer nuevas culturas.

Y por supuesto me gusta el cine, la música, la buena comida, observar el cielo nocturno con mi telescopio y algo que hecho en falta estos últimos años – dormir :).

Mi propósito

Mi misión es acompañar a mujeres en su búsqueda de embarazo para ayudarles a cumplir su gran sueño.

Mis Valores

Empatía - Honestidad - Amor - Gratitud - Compromiso

¿Y cómo puedo ayudarte?

Si llevas poco tiempo en búsqueda, pero quieres aprender a escuchar tu cuerpo y descubrir cómo aumentar tus posibilidades de embarazo, mi curso para conectar con tu ciclo te ayudará con sus tips imprescindibles. Te va a encantar.

También he creado un programa integral para despertar tu fertilidad que abarca desde el conocimiento de tu propio cuerpo, la conexión con tu fertilidad, tu salud y bienestar y la etapa de preparación del nido para tu futuro bebé. Tendrás la oportunidad de vivir una experiencia que te ayudará a despertar tu fertilidad natural y a ser la mejor versión de ti misma.

Y si quieres puedo acompañarte personalmente para que juntas trabajemos aspectos de tu búsqueda de embarazo para vivirla y sentirla de forma más sana, consciente y respetuosa con tu cuerpo, guiándote en el camino para llegar al mejor destino de todos – la MATERNIDAD.

ESCUCHA TU
CUERPO

¿Estás preparada para descubrir los secretos de tu ciclo de fertilidad? Con este curso aprenderás todo sobre la búsqueda de embarazo y aumentarás tus probabilidades de conseguirlo.

DESPIERTA TU FERTILIDAD

Atrévete a vivir la mejor versión de ti misma, mejorando tu fertilidad para cumplir tu gran sueño de ser madre. Es un programa con enfoque integral que se realiza de forma grupal.

MÉTODO PLAN EMBARAZO

¿Necesitas un coaching en fertilidad para ayudarte en tu búsqueda de embarazo? Plan Embarazo es un programa Premium de acompañamiento totalmente personalizado.

“Este sitio web utiliza cookies, tanto propias como de terceros para recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, generada a partir de sus pautas de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso”. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar